8/3/09

Fiestas en la ciudad del murciélago



Carnavales de Benimaclet:



Se trata de una fiesta popular anual que se celebra un sábado a finales de febrero.

La gente se disfraza, toca música en la calle, baila, bebe, se lo pasa bien y
algún que otro inconsciente cae en coma etílico.

Las calles de la zona Benimaclet (peatonales en su mayoría) se quedan sucias y de difícil tránsito, pero para eso existen los servicios de limpieza y sólo ocurre una noche.



Fallas:


Se trata de una fiesta popular que se celebra durante aproximadamente una semana hasta el 19 de marzo.

La gente pasea, compra churros con chocolate, mira fallas y espectáculos pirotécnicos, bebe y arroja artefactos explosivos encendidos de diferente potencia y control, y algún que otro inconsciente cae en coma etílico.

Las calles de casi toda la ciudad (tanto peatonales como calzadas) se quedan sucias y cortadas durante varios días a todas horas.

Además, todos los habitantes son despertados a las 8 de la mañana independientemente de su voluntad o de sus obligaciones mediante música a todo volumen y petardos de gran potencia.

Por otra parte, niños y adolescentes toman parte en esta fiesta, en la que muchos adultos van visiblemente bebidos, arrojando también explosivos de diferente potencia y control que previamente han de encender.

Para marcar el final de esta fiesta, se incendian las fallas, que están colocadas en ocasiones a pocos metros de viviendas, precisando la actuación de las dotaciones de bomberos de la ciudad y con riesgo de que el fuego se extienda a elementos como toldos o ropa tendida.





Y ahora que me lo expliquen.

1 comentario:

Maite Pira dijo...

Odio las fallas... sería más cómodo que cogieran maletines llenos de pasta hasta la bandera y los quemaran.

Dinero, políticos "en crisis" sonriendole a la cámara de canal 9 y padres enseñadoles a sus niños como auyentar viejas con petardos.

Todo muy lúdico, si señor.